Proyectos en Chad

Durante 2021 SED ha continuado trabajando en Chad con la ilusión y esperanza que le caracteriza, pero con escasez de fondos, lo que ha ralentizado la construcción de algunas infraestructuras que quedaban pendientes y que debido a la COVID-19 cada vez son más necesarias.

En todos los centros educativos quedó patente la masificación de alumnado en cada sala. Como consecuencia de la pandemia, se aprobaron nuevas leyes al respecto que obligaron a bajar el ratio de alumnado por aula, lo que ha generado que en muchos colegios hayan tenido que construir hangares de paja o sacar varios grupos bajo la sombra de los árboles.

Se pudo mejorar notablemente la comunicación y la calidad de la enseñanza en el Colegio Marie Ke Tal, gracias a la instalación de internet. Este proyecto ha sido muy importante desde su inicio para abarcar el Objetivo de Desarrollo Sostenible nº4 de Educación de Calidad, ya que ha permitido crear una biblioteca virtual donde alumnado y profesorado tiene acceso a materiales adaptados a sus necesidades de todas las asignaturas.

Asimismo, se siguió apoyando el proyecto educativo de facilitar el acceso a la educación primaria y secundaria de niños y niñas, haciendo especial énfasis en estas últimas, en distintos centros educativos de la zona de Mandoul.

En el ámbito rural se continuó en 2021 con el objetivo de abastecer de pozos a las comunidades rurales, creando nuevos espacios saludables. Se pusieron en marcha numerosos talleres formativos y se trabajó intensamente en la prevención de la COVID-19, ya que teniendo en cuenta la situación de las diferentes comunidades, la atención a las medidas higiénicas se convirtió en una prioridad.