«La prensa en España no se está haciendo eco del desorden que prevalece desde hace meses en Bangladesh»